"Puede uno amar sin ser feliz; puede uno ser feliz sin amar; pero amar y ser feliz es algo prodigioso." Honoré de Balzac


domingo, 30 de septiembre de 2012

Kaguya Gallery

Confieso que me habría gustado ser Kaguya Thyssen, por eso escribo novelas en las que a los protagonistas se les salen las obras de arte por las orejas.

Maksim tiene el sótano de Valdepinos como los peines del Prado y a mi último prota, un capitán de la Flota de Indias, entre otras maravillas, le acabo de colgar "La Virgen de los Navegantes" de Alejo Fernández. Ya sé que su sitio era la Casa de Contratación, pero mi capitán tiene en su casoplón de la collación de Santa María otra Virgen de los Navegantes o de los Mareantes, como se decía también, de Alejo Fernández. Y que nadie se atreva enmendarme la plana apelando al rigor histórico o a la verosimilitud, porque es lo que me dicta mi imaginación desbordante.





Menudo museo me estoy haciendo con las obras que cuelgan de los escenarios de mis novelas...

sábado, 1 de septiembre de 2012

Poner FIN

Hoy he puesto otro fin...

He terminado una novela y mis personajes ya pueden marcharse adónde quieran.

Ahora son ellos los que irán en busca de sus propios finales, felices o no.

El mío ya se lo he puesto. Y así los recordaré siempre.